jueves, 2 de agosto de 2012

Brisa


La anjana Brisa descansaba en el bosque en su forma humana mientras esperaba a Nicolás, el muchacho humano del que se había enamorado. Había quedado con el para despedirse, ella había roto una de las pocas normas que tenían las anjanas "Nunca enamorarse de un humano" y sabia que las consecuencias eran terribles. Brisa vio como una persona de cabellos revueltos se acercaba con una sonrisa en los labios. Ella le devolvió la sonrisa tiernamente. Se levanto del suelo y fue a abrazarlo. Cuando se separaron, Brisa le miro a los ojos e intento buscar las palabras para decirle lo que le tenia que decir
-Nicolás... yo... no nos podremos ver mas. Sabes que.... -
-Eres una anjana; una especie de hada/ninfa del bosque ¿y? ¿eso que importa? Podemos seguir juntos...-
- Si pero vagaríamos en sufrimiento y viviríamos así para siempre -
- Pero estaríamos juntos siempre ¿verdad? Y eso es lo importante -
- Nicolás no hagas esto mas difícil... tenemos que separarnos... Te quiero -
Brisa dio unos pasos para atrás y la anjana se fue encogiendo hasta parecerse a una mariposa. Brisa se fue volando y desapareció

-Brisa... Yo también te quiero...-

No hay comentarios:

Publicar un comentario