domingo, 2 de septiembre de 2012

Porqué aquella tarde de primavera...


Clara estaba tumbada en la fresca hierba mirando el cielo azul. Tenía los ojos llenos de lágrimas. Estaba sola y nadie la comprendía. Una sola niña se había dado cuenta del gran error que había cometido la humanidad. Como es posible, se repetía una y otra vez. Como hemos podido ser tan tontos, se decía a ella misma. Lloraba, pero eso no iba arreglar nada. ¿Por que estaba llorando? Seguramente te estarás preguntando eso desde que comenzaste a leer el relato. La niña lloraba por su pueblo, destruido por la guerra, una estúpida guerra. ¿Para que sirve la guerra? ¿Para ver quien mata a más gente? eso no soluciona ningún problema. Maldito el día que se inventaron las armas, grito la niña a los cuatro vientos. Clara se puso de pie y se limpio las lágrimas. Ella era la única sobreviviente de su familia y no se iba a quedar de brazos cruzados. No pienses mal, no iba a vengarles, iba a impedir más muertes. Se juro a si misma que impediría la próxima guerra aunque fuera lo ultimo que hiciese en su vida. Porqué aquella tarde de primavera no hubo flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario